Seguimos con la pelea. Arya y Brienne siguen luchando, cada vez con mayor intensidad, a tal punto que la ‘aguja’ cede y termina en el piso. Rápidamente la joven saca la daga que le dio Bran, toma la mano de su oponente y ambas terminan señalando sus gargantas.

Con el entrenamiento finalizado, Brienne pregunta “¿Quién le enseñó a pelear así?”. Arya responde sutilmente “Nadie”. Esta referencia es clara para Jaqen H'ghar, el Dios de Muchos Rostros. Arya recoge la espada levanta la mirada y queda mirando a Littlefinger, que le hace una reverencia. ¿Será un guiño a futuro?

Seguimos con la pelea. Arya y Brienne siguen luchando, cada vez con mayor intensidad, a tal punto que la ‘aguja’ cede y termina en el piso. Rápidamente la joven saca la daga que le dio Bran, toma la mano de su oponente y ambas terminan señalando sus gargantas.

Con el entrenamiento finalizado, Brienne pregunta “¿Quién le enseñó a pelear así?”. Arya responde sutilmente “Nadie”. Esta referencia es clara para Jaqen H'ghar, el Dios de Muchos Rostros. Arya recoge la espada levanta la mirada y queda mirando a Littlefinger, que le hace una reverencia. ¿Será un guiño a futuro?